¨…Dos peligros tiene la idea socialista, como tantas otras:-el de las lecturas extranjerizas, confusas e incompletas, - y el de la soberbia y rabia disimulada de los ambiciosos, que para ir levantándose en el mundo empiezan por fingirse, para tener hombros en que alzarse, frenéticos defensores de los desamparados…¨(Tomo 3, 168). Jose Marti

lunes, noviembre 29, 2010

Ironias latinoamericanas: Gobierno ecuatoriano, no muy amigo de la libertad de informacion ofrece asilo al hacker de Wikileaks


Imagen posteada por bloguista

Latinoamérica, entre reproches y elogios a WikiLeaks

La divulgación de documentos estadounidenses secretos generó en Latinoamérica respuestas contradictorias el lunes, pues algunos gobiernos aliados de Washington repudiaron la acción del sitio WikiLeaks mientras que otros la aplaudieron.

El más contundente fue el presidente colombiano Juan Manuel Santos, cuyo despacho emitió un comunicado para lamentar "la filtración de documentos".

Expresó que Colombia "se solidariza con la administración del presidente Barack Obama por lo que consiera un enorme riesgo para la seguridad del pueblo estadounidense y sus funcionarios".

Horas antes la canciller colombiana María Angela Holguín había formulado un pronunciamiento más neutral sobre el asunto, al afirmar que la filtración incumbe a las autoridades de Estados Unidos únicamente.

"Corresponde a las autoridades estadounidenses aclarar lo que haya que aclarar", afirmó, aunque dijo estar en desacuerdo con el hecho de que documentos secretos hayan sido expuestos.

En ese mismo sentido se pronunció el canciller peruano José Antonio García Belaunde, quien estimó que el tema "de ninguna manera puede comprometer a ninguno de los países de donde surge la información, porque finalmente no podemos ser responsables el Perú o Colombia de lo que diga el embajador de Estados Unidos en nuestro país o en Bogotá".

WikiLeaks envió el domingo copia de más de un cuarto de millón de documentos secretos a diversos medios de comunicación del mundo, los cuales los dieron a conocer ese mismo día. Entre los textos hay juicios de valor sobre diferentes gobiernos y líderes mundiales, entre otros temas delicados.

Con la intención de aminorar las consecuencias de la filtración, la diplomacia estadounidense orquestó una respuesta.

En esa línea, la embajadora estadounidense en Paraguay, Liliana Ayalde, y su colega en Colombia Michael Mckinley condenaron la divulgación de los textos, pero sostuvieron que los documentos exhibidos no afectarán las relaciones de Estados Unidos con los gobiernos de la región.

No obstante, en Bolivia, un país con el que Estados Unidos rompió relaciones diplomáticas desde el 2008, las autoridades aguardan conocer el contenido de los documentos.

Iván Canelas, portavoz del presidente Evo Morales, expresó que no es novedoso que los estadounidenses se inmiscuyan en asuntos internos de otros países.

"Lo que hay que conocer es el detalle, lo que dicen esos documentos", afirmó.

Otro gesto de elogio al trabajo de WikiLeaks vino de Ecuador, donde el vicecanciller Kintto Lucas ofreció un permiso de residencia para el confundador del sitio de internet, el australiano Julian Assange.

Assange, quien no tiene domicilio fijo, intentó obtener residencia en Suecia, donde deseaba instalar una oficina de Wikileaks para aprovechar la protección que las leyes de ese país otorgan a los denunciates, pero las autoridades rechazaron su petición en octubre.

Lucas dijo que "vamos a buscar invitarlo para que venga a Ecuador y pueda exponer libremente (la información)... lo que tiene que ver con Ecuador, con los países amigos, con América del Sur y con América Latina, en concreto", según declaraciones publicadas por el portal de noticias EcuadorInmediato.

Tomado de Terra

No hay comentarios.: