¨…Dos peligros tiene la idea socialista, como tantas otras:-el de las lecturas extranjerizas, confusas e incompletas, - y el de la soberbia y rabia disimulada de los ambiciosos, que para ir levantándose en el mundo empiezan por fingirse, para tener hombros en que alzarse, frenéticos defensores de los desamparados…¨(Tomo 3, 168). Jose Marti

miércoles, octubre 20, 2010

La democracia en Nicaragua corre peligro


Chavez y Daniel Ortega
Imagen posteada por bloguista


Servicios DIARIO LAS AMERICAS

Las violaciones que el presidente de Nicaragua Daniel Ortega ha perpetrado a la constitución de su país fueron fuertemente criticadas en un editorial publicado este miércoles por The Washington Post que también llamó hipócritas a los países de la región que condenaron en Honduras hace varios meses, el derrocamiento de Manuel Zelaya, y ahora silencian las arbitrariedades de Daniel Ortega en Nicaragua.

El rotativo llamó la atención sobre las reacciones que mostraron varias naciones, incluso la Organización de Estados Americanos (OEA), ante los hechos producidos en Honduras, cuando agentes de la guardia nacional apresaron e hicieron salir del país al presidente Zelaya por haber intentado violentar artículos de la carta magna.

“¿Qué sucede entonces con la vecina Nicaragua?” pregunta el Washington Post, “donde el presidente Ortega es un izquierdista al igual que Zelaya y también ha manipulado la justicia y empleado métodos totalmente ilegales para facilitar el camino a su reelección, aunque ese acto esté explícitamente prohibido por la constitución de esa nación centroamericana”.

El diario se refirió también a que el secretario general de la OEA, José Miguel Insulza defendió al mandatario ecuatoriano, Rafael Correa, cuando éste proclamó un intento de golpe de estado tras un enfrentamiento con la policía, y “sin embargo, en el caso de la autoproclamada Corte Suprema de Nicaragua, integrada en su totalidad por sandinistas que ordenaron a la autoridad electoral aceptar a Ortega como candidato, la OEA y su presidente han guardado absoluto silencio”.

The Washington Post refiere que el gobierno estadounidense ha puesto al descubierto las manipulaciones de Daniel Ortega, e inquiere así mismo a los gobiernos de Brasil y Argentina que se erigen como “campeones de la democracia” por estar guardando silencio ante situación de la nación centroamericana.

La realidad que se observa, insiste el rotativo, “invita a preguntarse” qué era verdaderamente lo que se estaba defendiendo en Honduras.

MAS DETALLES

Washington (EFE).- El diario “The Washington Post” llamó hoy hipócritas a los países de la OEA que se apresuraron a condenar el golpe militar en Honduras pero continúan guardando silencio sobre las “violaciones de la constitución” que a su juicio ha cometido el presidente Daniel Ortega en Nicaragua.

En un editorial titulado “Nicaragua, Honduras y la hipocresía”, el diario se pregunta sobre los verdaderos motivos que llevaron a los países miembros de la Organización de Estados Americanos (OEA) a condenar el derrocamiento de Manuel Zelaya en junio de 2009 y a suspender de inmediato al país en el organismo.

“¿Era realmente la democracia lo que estaban defendiendo en Honduras”, indica el editorial.

Según el diario, la organización hemisférica ha tomado un papel “hipervigilante” en el caso de Honduras, mientras que con su vecina Nicaragua, cuyo presidente “es un populista de izquierdas como Zelaya”, ha mantenido un “completo silencio”.

El periódico subraya que Ortega ha utilizado “decretos descaradamente ilegales, la manipulación de los mandatos judiciales y la violencia de las mafias” para trazar el camino hacia su reelección, “incluso cuando está explícitamente prohibido por la Constitución”.

Además, indica que el secretario general de la OEA, José Miguel Insulza, se apresuró a validar un “dudoso reclamo” del presidente de Ecuador, Rafael Correa, según el cual “una bronca con la policía” de su país el pasado 30 de septiembre “era un intento de golpe de Estado”.

“Pero el señor Insulza no tuvo nada que decir sobre una decisión judicial emitida la misma semana por un Tribunal Supremo compuesto en su totalidad por miembros del movimiento sandinista de Ortega, que ordenó a la autoridad electoral a aceptarle como candidato”, señala el editorial.

Cuando el Congreso se negó a retirar su veto a Ortega para las elecciones de 2011, dice el “Post”, el presidente recurrió a la corte, firmando decretos para extender el servicio de los jueces que le eran afines y reimprimiendo la Constitución para asegurar que no perderían sus asientos.

“El asalto del señor Ortega a la constitución de Nicaragua hace que tanto Zelaya como el Ejército de Honduras parezcan tímidos”, sentencia.

El “ex dictador marxista” perdió cuatro elecciones consecutivas, la primera de ellas en 1990, y “nunca ha recibido más del 38 por ciento de los votos”, recuerda el diario.

“La administración de Barack Obama ha condenado estas manipulaciones”, afirma. “¿Pero qué hay de los campeones de la democracia en Honduras, como Luiz Inácio Lula de Silva en Brasil o Cristina Fernández de Kirchner en Argentina? Sin comentarios”, concluye. EFE

No hay comentarios.: