¨…Dos peligros tiene la idea socialista, como tantas otras:-el de las lecturas extranjerizas, confusas e incompletas, - y el de la soberbia y rabia disimulada de los ambiciosos, que para ir levantándose en el mundo empiezan por fingirse, para tener hombros en que alzarse, frenéticos defensores de los desamparados…¨(Tomo 3, 168). Jose Marti

martes, octubre 19, 2010

El trio diabolico


Irán, Venezuela y Bolivia

El gobierno de Bolivia, plenamente coordinado con el régimen venezolano de Hugo Chávez, está intensificando una alianza con Irán de vastas y peligrosas proporciones. Evo Morales está a punto de llegar a Teherán después de la visita de Hugo Chávez a ese estratégico y amenazante país que está vivamente interesado en afianzar alianzas con países sudamericanos, básicamente, hasta el momento, con los regímenes de Chávez y Morales.

Cuando se habla de Venezuela y Bolivia hay que tener en cuenta que Ecuador está en la misma línea de esos regímenes. Por supuesto, no hay que entrar en detalles para saber que esas tres naciones sudamericanas están plenamente coordinadas con la tiranía totalitaria marxista-leninista de Fidel Castro que tiene ya más de cincuenta y un años de esclavizar al pueblo cubano.

Hay que tener en cuenta, pues, que el gobierno de Irán, enemigo abierto de las democracias occidentales, y de todo Occidente en su sentido histórico, está decididamente interesado en establecer alianzas políticas, militares y económicas con países del continente americano. Y esas alianzas son, naturalmente, agresivas para los otros países que han manifestado su preocupación y condena por el desarrollo en Irán de armas nucleares. En este campo Chávez, fundamentalmente, abiertamente también, ha estado formulando declaraciones en el sentido de fortalecer una alianza múltiple con el régimen de Teherán.

La posición del gobierno de los Estados Unidos de América con respecto a estas actividades peligrosas, por decir lo menos, del régimen de Chávez, especialmente en sus relaciones con Irán, no ofrece una mayor tranquilidad para Occidente porque Washington, aparentemente, se mantiene al margen de este problema. Desde luego, no necesariamente significa esto que no esté tomando medidas para hacerle frente a un problema inmediato que pueda crear o desatar en materia agresiva el régimen de Irán en coordinación con el de Chávez.

En realidad, hay que tener presente cómo avanza, día a día, la agresividad de Chávez contra los Estados Unidos de América, lo que implica un riesgo muy grande contra la paz, no sólo de esta región sino también del mundo si se recuerdan crisis como la de la Segunda Guerra Mundial que se inició con un loco en Alemania al cual al principio no se le dio toda la importancia que tenía y que desató una terrible guerra universal.
Tomado de Diario Las Americas

No hay comentarios.: